El Colectivo NEY trabaja por el bienestar de los animales de compañía en Quito.

Colectivo NEY es un proyecto social de Bienestar Animal en Quito. Su nombre es en honor a Ney Yunda, quien fue un gran luchador por colaborar y proteger el bienestar de los animales. Este Colectivo por muchos años se ha enfocado en ayudar a perros y gatos de Quito que suelen ser abandonados o maltratados, ofreciéndoles asistencia veterinaria. Además, ayuda con cuidados médicos o esterilizaciones a personas de escasos recursos que poseen un animal de compañía y no poseen los sustentos necesarios para poder cubrir los costos.

 

Durante el ultimo año, el Colectivo se ha posesionado dentro de Quito gracias a que los padrinos y colaboradores han permitido atender cientos de casos. El objetivo de posicionamiento dentro de la ciudad responde al buscar ser un referente de cuidado a los animales de compañía y que la ciudadanía conozca del trabajo desinteresado que se realiza. Asimismo, con los casos atendidos se quiere transmitir mensajes como la importancia de la esterilización, vacunación o la importancia de realizar un diagnostico para conocer el estado de salud de los animales; todo esto, desde un enfoque de responsabilidad social y de convivencia con nuestros vecinos.

Por otro lado, también se trabaja para evitar el maltrato animal, dando a conocer casos sensibles que conmuevan a las personas. Uno de los casos más emblemáticos del Colectivo NEY fue “Panecillo”, quien fue nombrado así por la ubicación en donde se lo encontró. Este fue un caso donde se presenció cuanto daño puede realizar un humano a un ser indefenso y la facilidad con la que puede abandonarlo. Panecillo fue encontrado en una quebrada con sus patas fracturadas y expuestas, se encontraba rodeado de agua lo que provoco que su estado de salud sea muy crítico. Lastimosamente por las condiciones a las que fue expuesto no pudo soportar la intervención quirúrgica.

Muchas veces la labor social con animales no es muy valorada, sin embargo, las personas que colaboran en este entorno lo hacen de manera desinteresada. De esta forma el Colectivo ha podido colaborar con cientos de casos que ahora pueden disfrutar de una vida tranquila y en hogares responsables, esa es la mayor gratificación que pueden recibir quienes son parte del Colectivo NEY.

 

[/vc_column_text][/vc_column]

[/vc_row]